Noche interna, heme Dios

Amigo, mirás estas cositas…

señalaba,

mi amigo por 20 años, mi médico personal,

los rayos X de mi pulmón

en medio pasillo de Emergencias… no había salido el Sol

                                   aún los pájaros dormían.

 

 

Cantó el médico sabiamente,

frente a todo el que pasaba

y con los dormidos ojos de los guardas

Tenés cáncer, muy avanzado…

 

 

Así empieza una noche de pérdidas.

Fuese de mí la vida,

arrancome el amor y se largó de casa mi pareja para siempre

                             No hay linterna que me alumbre

Fuese de mi la vida, y bajé hasta el fondo de la nada

en una sombra no mía…

 

 

De pronto, ya sin almohada propia,

sin pan, sin sangre propias

cantaban los recuerdos de niño y sonaron

en el centro de un Resplandor

las campanas de una iglesia donde jugué

                      Bendita Santa Teresita del Niño Jesús

                      Blanca por fuera y cálidas bancas.

 

 

Fuese abierto el manto de la noche

con la tibia mano de Dios

quien dijo un mensaje claro…

Será Mí Voluntad para tu bien.

 

 

Y han sido estas noches,

esplendorosas y terminales

pacíficas y frías

que he dejado las lágrimas más tiernas

llenas de perdón y piedad.

 

Amando siempre a quien huyó…

                     No solo a mí me ha dolido, lo sé.
Anuncios