El costo de ser visionario

Empecemos con referirlos a esto: https://www.facebook.com/events/471240046357274

Lo que parece tan simple y pequeño, representa más de 20 siglos de vidas humanas… Lograr ejecutar una magna obra en la forma más simple, es un acto conocido como trascender… Para mí sigue siendo la reacción de la vida, que podré explicar con este ejemplo.

Tener la responsabilidad de captar y colocar ideas en lapsos de tiempo muy cortos a nivel global (macro) y mantener la misma capacidad a nivel micro es emocionante y a la vez desgastante cuando nos rodeamos de los intereses y necesidades mundanas inmediatas… Especialmente de los individuos y grupos beneficiados y la gente que se ama.

Poco a poco, iré soltando datos e ideas, a forma de bitácora poética que les alimenta y prepare para recibir un legado de conocimiento. Tiempo es ya de iniciar el cambio de antorcha…(dos años después de estas líneas, el Premio Nobel Óscar Arias dice “jóvenes tomen su lugar en la historia”, justo lo mismo)

Luego de tantas enfermedades y graves situaciones, que generaron y generan aún caídas constantes, ante la disminución de la energía que me hacía en extremo activo, logro dar importancia a ciertas emociones que abren la sensibilidad del don de Visión…

A veces no lo veo como un regalo de la vida, sino como una punzante cruz en mi sangrante hombro. Sin embargo ver y captar los siguientes 20 años de algo, incluyendo sus márgenes de error, generan una gran tristeza por la soledad…Sumamos el primer céntimo de colón.

Luego vienen las alegrías de estos nuevos cuentos de “viajando en bus”, una suma de anectodas simples, pero de temática mundial, cuando veo que algo sale, tiempo después que yo hago una simple nota, me siento como el Dr. House (serie de TV) pero sin que exista un guión, sino una conexión cósmica entre miles de miles que en el planeta estamos centrados en las mismas metas, por suerte buenas.

Ayudar a otros es gratificante aún cuando es claro que la soledad humana se convierte en una constante. No hace mucho ayudar a alguien me costó que por escrito pusieran “el muerto de hambre de Allan” y esa persona, luego como si nada siguió necesitando de diferentes cosas. Claro, esos son los casos del alcoholismo inicial y la falta de desarrollo cognitivo que a veces tenemos todos los seres.

Cómo han notado, este artículo llevaba casi dos años stand-by. Creo que ha sido el homenaje a Mr. Leonard Mimoy lo que me lleva a ver que es la obra que dejamos la que se respeta y valora; siempre tardíamente, y por eso la forma de enseñar debe ser continua y diversa. Casi mutante.

Un bus en una zona de alto riesgo (al que me subí por equivocación debido a las medicaciones diarias) mientras pienso en cuántos pasajeros estarán armados y listos para atacar, pues mi forma de vestir simple les es diferente y no soy lugareño, me doy cuenta de un adolescente que está leyendo un libro… y no digital.

La responsabilidad que me atañe es reconocer al joven, que en es medio logra leer algo que está dentro de lo mejor de la literatura universal y lograr además pedirle permiso para la foto. Un joven que a sus 17 años ya estudia Matemática pura…

¿Cómo me dí cuenta de él, cómo lo identifiqué? Esos son parte de los parámetros de vida que nos lleva a lograr visionar el desarrollo humano: LOS DETALLES.

Cuándo de pronto, se da cuenta uno que da “consejos” a personas con 30 años más de edad, nos vemos en el espejo no de la sabiduría sino del disfrute que tiene otra persona con capacidad de pensar en COMUNICARSE generacionalmente para dejar una huella humilde a través de otros.

Leo los párrafos anteriores e imagino que dirán “¿dónde está la coherencia de todo?” … justamente esa es la intención… encontremos la coherencia juntos, en la vida y en lograr que aquellos anhelos de uno sean los positivos de varios o de, al menos, otro ser humano más.

Una responsabilidad que me lleva todos los días a visitar el hospital o mis médicos, a muchos les pasa lo mismo, no hay problema. Pero, ¿gané dinero, fama? NO.

Dijo Jeremías: «Oía el cuchicheo de la gente: “Pavor en torno; delatadlo, vamos a delatarlo.” Mis amigos acechaban mi traspié.” A ver si se deja seducir, y lo abatiremos, lo cogeremos y nos vengaremos de él.” Pero el Señor está conmigo, como fuerte soldado; mis enemigos tropezarán y no podrán conmigo. Se avergonzarán de su fracaso con sonrojo eterno que no se olvidará. Señor de los ejércitos, que examinas al justo y sondeas lo íntimo del corazón, que yo vea la venganza que tomas de ellos, porque a ti encomendé mi causa. Cantad al Señor, alabad al Señor, que libró la vida del pobre de manos de los impíos.»

El costo es la ganancia: SOLEDAD e INCOMPRENSIÓN en lo personal… al aceptar eso, me doy por enterado que es un derecho de las demás personas que existamos quienes sirvamos a causas y momentos, logrando que sean otros nombres los que cante la Historia.

 

 

Anuncios